Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Noticias
25-03-2022

JUNG – BOMBAS DOBLE TORNILLO PARA LA INDUSTRIA LÁCTEA



Las bombas para leche se destinan a múltiples aplicaciones industriales. En la producción de quesos, por ejemplo, las empresas exigen un bombeo cuidadoso de los productos, a fin de mantener la consistencia. La industria láctea utiliza las bombas de leche para transportar leche o nata "crema". También en la producción de yogures o helados se integran bombas para leche en el proceso de fabricación.

Las propiedades del producto imponen criterios muy estrictos a las bombas para leche en cuanto a la higiene. Este producto es fácilmente perecedero, por lo que debe protegerse de los gérmenes. Como material, se suele utilizar el acero inoxidable 1.4404. Las bombas deben vaciarse automáticamente y no deben tener espacios muertos, de forma que la instalación pueda limpiarse (CIP) sin necesidad de desmontarla. También resulta ventajoso si se desea garantizar una rugosidad reducida. Los valores típicos son inferiores a 0,8 µm. De este modo se dificulta que proliferen los gérmenes.

La escasa viscosidad obliga a utilizar muchas veces bombas centrífugas, pero también se utilizan bombas de desplazamiento positivo como las bombas helicoidales de doble tornillo HYGHSPIN en calidad de bombas para leche.

Las bombas helicoidales de doble tornillo se imponen frente a las bombas centrífugas por su flexibilidad. Esto resulta especialmente interesante cuando la unidad no solo se utiliza como bomba para leche, sino también para otros medios. Gracias al amplio rango de revoluciones se ofrecen múltiples posibilidades. Esto permite bombear también otros medios altamente viscosos. Muy a menudo resulta interesante usar la opción «dual use», es decir, utilizar la bomba helicoidal de doble tornillo para procesar y bombear los productos de limpieza en modo CIP. Los caudales volumétricos para procesar y limpiar pueden variar mucho, sin que la bomba HYGHSPIN provoque ningún problema.

Estas bombas permiten cubrir además características muy variadas de la instalación. En estos casos, la regulación de las bombas centrífugas suele resultar a menudo limitada. Las bombas helicoidales de doble tornillo HYGHSPIN también suelen utilizarse para bombear grandes cantidades. Si se utilizan como bombas para leche, al bombear el producto del recipiente se obtiene la ventaja de que las cantidades residuales de mayor viscosidad, que surgen por sedimentación, pueden bombearse de manera segura. En este caso, las bombas centrífugas se topan con sus límites constructivos.

Además, las bombas helicoidales de doble tornillo arrojan valores NPSH más bajos y cuentan por tanto con una capacidad de succión muy elevada. Estas bombas autosuccionan, al menos cuando se han llenado parcialmente con productos y se ejecuta la instalación debidamente. Esto resulta muy ventajoso cuando las bombas para leche deben evacuar las tuberías de succión. El retén frontal con enjuague doble convierte las bombas helicoidales de doble tornillo HYGHSPIN en aptas para funcionar en seco, de forma que en este sentido no subyace peligro durante la evacuación.

replica omega

Otras Noticias